Nueva Street Triple RS 2020, con aires de Moto2


Triumph-Street-Triple-2020-1

Aprovechando el cambio normativo que se avecina con el Euro 5 y la asociación de Triumph con Moto2, hace aparición la nueva Street Triple RS 2020. Es un nuevo punto de referencia en su categoría, la “street fighter” con mejor rendimiento.

Combina una agresiva estética deportiva, fácilmente reconocible de lejos, con faros LED completamente nuevos. Ha renovado su carrocería, que es más angulosa, la cúpula y toma de aire son más pronunciadas, además de diferentes paneles laterales, parte trasera, tapa de colín y quilla. En cuanto al silenciador, se ha rediseñado para lucir más deportivo y compacto, incluye un remate en fibra de carbono con el escudo de Triumph.

Triumph-Street-Triple-2020-2La actualización del motor tricilíndrico para la norma Euro 5 trae un incremento del 9% en la potencia y el par motor en el rango medio del tacómetro, dando como resultado 124 CV a 11.750 RPM y 79 Nm de par a 9.350 RPM. El secreto está en el nuevo árbol de levas para las válvula de escape, un mecanizado de mayor precisión en el cigüeñal, el embrague y el eje de equilibrado.

Tanto las inercias como el peso del motor han sido reducidas, dando lugar a una reacción más inmediata al puño derecho. Contribuye a redondear el conjunto el nuevo tubo de escape, con un flujo de gases más libre y una curva de par suavizada para que la moto sea más utilizable un bajo régimen.

Triumph-Street-Triple-2020-3El motor está controlado mediante cinco modos de conducción: Road, Rain, Sport, Track y Rider, que son personalizables, ajustando la reacción del acelerador, ABS y control de tracción. La instrumentación se integra en una pantalla TFT con nuevos gráficos y la funcionalidad MyTriumph para controlar cámara GoPro, control del teléfono y multimedia, etc.

La Street Triple RS 2020 mantiene una relación peso-potencia envidiable y la misma posición de conducción del modelo anterior. No decepciona en la calidad de sus componentes, como los frenos Brembo M50, la horquilla

Showa Big Piston Fork (BPF) de 41 mm -totalmente ajustable-, el amortiguador trasero Öhlins -también regulable- y los neumáticos Pirelli Diablo Supercorsa SP V3.


Todo esto se ofrece a un precio de lanzamiento de 12.350 euros. Se pueden escoger dos esquemas de color, Matt Jet Black con detalles en aluminio plateado y amarillo, o Silver Ice con detalles en Diablo Red y aluminio plateado. En los dos casos lleva una franja de color pintada a mano en las llantas y el subchasis.

También te puede interesar

0 comentarios