Prueba Zontes T-310

Zontes-T-310-1

En el segmento trail encontraremos motos más pensadas para circular por carretera, otras más adaptadas a pistas de tierra, y las más polivalentes. La Zontes T-310 pertenece más al primer tipo, es un poco más asfáltica, ya que comparte muchos componentes con motos que son genuinamente para conducir por carreteras asfaltadas. Eso sí, con su demoledor precio, no es para mirarla con desdén.

Es una moto china, sí, pero con una calidad de fabricación por encima de la habitual en productos de este país; a fin de cuentas, tiene un grupo industrial detrás muy potente y versado en la materia. Una de las fórmulas que hace a la T-310 económica es tanto su fortaleza como su debilidad, tener componentes en común con otros modelos. Por ejemplo, el recorrido de la suspensión no es muy generoso, 115 mm para la horquilla invertida y 120 mm para el amortiguador trasero.

Zontes-T-310-2Debido a ello, circulando fuera de carretera el terreno castigará un poco más las muñecas y los pies, ya que la moto filtra menos, e invitará a ir a un ritmo más tranquilo. También sería deseable tener un poco más de “balón”, es decir, perfil en los neumáticos, el delantero es un 110/70 y el trasero un 160/60, los dos en llantas de 17”. Este detalle contrasta con que viene de serie con las defensas laterales de la carrocería, protectores de manos o transportín trasero para maletas laterales o baúl (“top case”).

La T-310 va muy bien por carretera, aunque al límite se muestra un poquito nerviosa y el freno delantero está un pelín falto de mordiente, algo que se agradece más fuera de carretera. La posición de conducción es razonablemente elevada, a 830 mm del suelo, pero no supone un problema para llegar al piso con una estatura media. El conductor agradecerá la protección aerodinámica de la pantalla, que dicho sea de paso es ajustable eléctricamente en dos posiciones.

La cadena cinemática convence, un cilindro de 312 cc refrigerado por líquido con 34,8 CV de potencia a 9.500 RPM y transmisión de seis velocidades con cadena a la rueda trasera, ideal para carné A2. Tiene de sobra para circular por encima de las velocidades legales. El desarrollo de transmisión favorece más su carácter de “sprint” (aceleración desde parado) que las recuperaciones (aceleración lanzada). El consumo pasa por poco de 4,5 l/100 km y puede estirar las paradas entre repostajes a algo más de 300 kilómetros.
Zontes-T-310-3 
Aunque la T-310 es notablemente más económicas que rivales de marcas con más caché, el equipamiento es completo y no hay que meter en la ecuación ningún extra. Viene prácticamente con todo: iluminación LED, pantalla digital, toma USB, desconexión automática de batería, llave inteligente, dos modos de conducción (Eco y Sport), ABS desconectable, piñas retroiluminadas, etc.

¿Y cuánto vale todo esto? 4.495 euros puesta en la calle. No será la mayor amante del barro ni las piedrecillas del camino, pero obviando eso, es un producto muy completo y con un precio sin ninguna competencia.

También te puede interesar

0 comentarios