La Honda CRF 1000 L “Africa Twin” recibe el tratamiento de Rizoma


Rizoma-Africa-Twin-1

La aventurera japonesa que forjó su carácter en el rally Paris-Dakar de los años 80 es ahora una moto madura y referencia en el segmento trail de gran cilindrada. Para ensalzar más su carácter “offroad” el especialista italiano en accesorios y modificaciones presenta varias propuestas para equiparla, tanto en el aspecto práctico como en el estético.

Para la Honda CRF 1000 L “Africa Twin” varias referencias están realizadas en aluminio billet/6061, es decir, una aleación endurecida con aluminio, magnesio y silicio.
Rizoma-Africa-Twin-2 
Rizoma-Africa-Twin-3Para proteger a la moto de las posibles incidencias al salir de carretera, la oferta comienza con un protector de faro que aprovecha los anclajes originales y mejora estéticamente el conjunto. Más importantes son las defensas del motor, realizadas en acero S235JR tubular con un diámetro de 28 mm, con unas deslizaderas de aluminio. En caso de caída bastará con cambiar dichas deslizaderas.

Aquellos aventureros que prefieran circular de vez en cuando de pie para evitar el castigo de un terreno irregular, Rizoma ha ideado un kit de torretas para el manillar, que lo elevan un poco para que los brazos vayan en una posición menos forzada. Como complemento a las torretas, el juego de estriberas rally de aluminio dentado permiten una óptima sujeción al calzado.

Rizoma-Africa-Twin-4Rizoma también ha trabajado en los retrovisores de reemplazo, cuyo modelo “4D” incluye espejos convexos, antideslumbramiento y asféricos. Los puños del manillar están mecanizados en aluminio y van forrados con goma para mejorar el agarre. Para la tapa de combustible se añade un dispositivo a prueba de manipulación y acabado bicolor.

Completan las modificaciones los intermitentes homologados SMD LED modelo “Corsa”, pequeños, pero muy visibles, y el portamatriculas modelo “Fox”, ligero, funcional y de rápida instalación.

También te puede interesar

0 comentarios