Prueba Yamaha Niken GT

Yamaha-Niken-GT-1

Clasificar el curioso modelo de Yamaha no es fácil, porque no es una moto, pero tampoco es un triciclo: legalmente se considera una motocicleta, pero es un hecho inconstatable que el eje delantero se apoya en dos ruedas. La Yamaha Niken GT tiene varias modificaciones sobre la Niken “a secas” para mejorar sus características ruteras.

La protección aerodinámica se mejora con un parabrisas más alto, y en invierno se viaja más cómodo con los puños calefactables. Las posaderas también agradecen que el asiento de gel sea más confortable.  Damos fe después de haber recorrido unos cuantos kilómetros con ella. Pero viajar implica llevar equipaje, y la Niken GT facilita la tarea con el soporte y un juego de maletas semi rígidas. Cada una de ellas aporta 25 litros de capacidad, insuficientes para un casco integral, pero útiles para lo demás.

Completan el elenco de diferencias el caballete central para labores de mantenimiento, los herrajes traseros para que el pasajero se agarre mejor o la segunda toma de corriente de 12 voltios para recargar algunos gadgets. Todo eso supone un incremento de 1.050 euros sobre la Niken.

Yamaha-Niken-GT-2Las características ruteras no han cambiado, la doble rueda delantera promete un extra de aplomo y estabilidad para rodar con mayor seguridad en toda circunstancia, ya sea en conducción normal o buscando las cosquillas del trazado. Incluso los motoristas veteranos se verán sorprendidos por la dinámica de este modelo, la finura con la que traza las curvas, lo lejos que está su límite (permite hasta 45 grados de inclinación) y la confianza que da en el manillar.

Lo malo de la receta de la Niken GT es básicamente lo que pesa, siendo necesario un esfuerzo físico superior cuando se quieren lograr cambios de dirección rápidos o maniobrando entre el tráfico de todos los días o aparcando. A diferencia de algunos triciclos no tiene bloqueo de la dirección, por lo que hay que ser especialmente cuidadoso en terreno inclinado y cada vez que se realice una detención.

Yamaha-Niken-GT-3Los frenos con sistema ABS se muestran muy eficaces a la hora de detener la Niken GT, pero se nota el incremento de masa respecto a la Tracer 900 -el modelo de dos ruedas más parecido- de 50 kg. Es el peaje que hay que pagar por una estabilidad que tiende a ser monolítica. De todas formas, hay bastantes motocicletas de dos ruedas que son muy pesadas y también son aptas para viajar, sin ir muy lejos, las custom americanas o determinadas Sport Turismo o Trail de última hornada.

El consumo es soportable respecto a su tamaño y es posible realizar 300 kilómetros entre repostajes, otra característica que le viene bien para hacer rutas de una longitud respetable.

La tarifa de la Niken GT es de 17.399 euros, un precio en el que no están todos los elementos de equipamiento que se esperan, tales como una llave “manos libres” o la regulación eléctrica del parabrisas. A pesar de todo, la experiencia es recomendable a cualquier veterano reticente con su estética y avanzada suspensión delantera.

También te puede interesar

0 comentarios