Prueba Moto Guzzi V85 TT

Prueba-Moto-Guzzi-V85-TT-1

La firma de Mandello del Lario permanece fiel al motor V2 transversal que se diseñó por vez primera en los años 60. Actualmente es la única trail del mercado con esa configuración mecánica, propia de Moto Guzzi. Se trata de un modelo muy versátil y que puede llevar a su jinete a correr aventuras en cualquier sitio, si equipa las gomas adecuadas. De serie esta motocicleta viene con neumáticos Metzeler, más pensados para lo gris, o unos Michelin más polivalentes si es bicolor.

Moto Guzzi ha hecho un buen trabajo en la concepción de la moto. Su chasis mixto de tubos de acero y placas de aluminio se muestra noble y controlable, pese a que no se trata de una moto ligera: 230 kg con todos los líquidos. Las barras de color rojo del chasis permiten tanto al pasajero ir agarrado como colocar portaequipajes sin miedo.

Prueba-Moto-Guzzi-V85-TT-2Resulta sencilla de pilotar incluso en situaciones de agarre delicado. La suspensión delantera es de horquilla invertida con protectores de barras, mientras que detrás lleva un amortiguador simple.  Como mandan los cánones del segmento, el escape va elevado y apuntando al cielo en ángulo oblicuo.

El piloto puede llegar con los dos pies al suelo y va cómodo con el manillar ancho, a la altura adecuada, que permite rodar cómodo tanto sentado como de pie, y contar con un radio de giro y agilidad satisfactorios. La cúpula superior, aunque no destaca por su tamaño, retira más aire del que parece y suprime ruidos aerodinámicos, opcionalmente tiene una cúpula más grande. La instrumentación es completa y totalmente digital, aunque puntualmente es difícil de interpretar.

Resulta muy agradable el motor V2 de 853 cc, que entrega cifras “redondas” de potencia (80 CV a 7.750 RPM) y de par (80 Nm a 5.000 RPM); es limitable a 35 kW para carné A2. Consume poca gasolina, el tanque de 23 litros -de inspiración “dakariana”- dura 400 kilómetros o más. Mediante el acelerador electrónico y los tres programas de conducción (Road, Rain y Off-Road) el tacto del puño derecho se adecúa a las circunstancias. En general, el motor es suave, voluntarioso y muy dosificable, dando muy buena respuesta desde las 2.000 RPM.
Prueba-Moto-Guzzi-V85-TT-3 
En el último programa el ABS de la rueda trasera se desactiva, y si se desea, también se puede suprimir el antibloqueo también en la delantera. Cuenta con control de tracción y de velocidad de crucero, haciendo que la V85 TT se adapte bien tanto a la carretera como al campo. En conducción deportiva por carretera no defrauda, la parte ciclo está a la altura y va bien calzada y frenada para este menester. A los nostálgicos de las trail de los 80 y 90 no les va a defraudar, es una moto con mucha personalidad.

Todo esto tiene un precio de 10.990 euros -o 11.190 euros en versión bicolor-, luego está bien posicionada en un segmento muy popular en los últimos años. Tiene todo lo necesario, pero tampoco podría decirse que le sobra nada. En definitiva, una moto “redonda”.

También te puede interesar

0 comentarios