KTM mejora la suspensión de la 1290 Super Duke GT

KTM-1290-Super-Duke-GT
Hace tres años que llegó al mercado la sports tourer de KTM. La última versión en ponerse a la venta incorpora el novedoso motor V2 LC8 de 1.301 cc, capaz de erogar 173 CV y un par máximo de 141 Nm, así como la instrumentación TFT a color, el faro delantero de ledes o la ergonomía y aerodinámica revisadas.

Otra de las novedades del nuevo modelo es la actualización de la gestión electrónica de las suspensiones. El conductor puede elegir tres modos, Comfort, Street y Sport, que corresponden a un andar más confortable que antes, y a un trote más deportivo si se elige la opción Sport. La función “anti dive” del modo Street se ha suprimido. KTM ha tenido en cuenta las opiniones de los dueños de este modelo.

Según el fabricante, la reacción, respuesta y precisión de las suspensiones semiactivas firmadas por
WP han mejorado “drásticamente”. La nueva programación cuenta con más curvas de amortiguación disponibles, lo que supone menos trabajo para la centralita y una mayor adaptación al trazado. KTM ha sido el encargado de mejorar dicha programación y cumplir así con las expectativas de sus clientes tanto en el aspecto dinámico como en el del refinamiento y la comodidad.

Esta mejora de la gestión electrónica es compatible de forma retroactiva con las 1290 Super Duke GT que se matricularon desde 2016. Dado que los componentes son los mismos, los interesados en mejorar la programación de su moto solo tienen que pasarse por un servicio oficial KTM y esperar media hora. No se tarifica la actualización en sí, solo la media hora de mano de obra. Puede aprovecharse la cita de un mantenimiento programado o la instalación de algún accesorio PowerParts.

KTM advierte a sus clientes que la programación antigua se pierde, no es reversible, y recomienda probar una 1290 Super Duke GT 2019 para comprobar que la nueva configuración es más satisfactoria que la que conocían de su modelo anterior.

También te puede interesar

0 comentarios