Yamaha tantea el segmento de los triciclos urbanos medios con el prototipo 3CT

Yamaha-3CT-1

La idea de un scooter de tres ruedas no es nueva en Yamaha, dado que en 2015 hizo aparición la Tricity 125, y en 2017 se aumentó la cilindrada a 155. Habida cuenta de las 22.000 ventas que han logrado estos triciclos en Europa, Yamaha está ultimando su llegada a un segmento superior. El prototipo 3CT que el fabricante desveló en el Salón de la moto de Milán es toda una declaración de intenciones en este sentido.

Yamaha-3CT-2Para empezar, tiene un motor más potente, el mismo propulsor Blue Core de 300 cc que anima al scooter XMAX 300. Quedaría entonces alineado con competidores como el Piaggio MP3, Quadro QV3 o Peugeot Metropolis. También dispondrá de mayor autonomía, para así afrontar con comodidad desplazamientos más largos que con los Tricity.

Los objetivos de diseño son ligereza y facilidad de uso. Los triciclos dan más confianza a los conductores de menor experiencia, ya que la doble rueda relantera aumenta la estabilidad. 

Cuando se detiene la marcha la suspensión mantiene nivelado el triciclo, por lo que no hay que echar pies a tierra. Gracias al asistente de bloqueo de inclinación es más sencillo moverse entre el tráfico lento y en una plaza de aparcamiento, ya que la suspensión delantera no llega a bloquearse.

El prototipo adopta un tratamiento de color que mezcla rompecabezas de formas compuestas con patrones de rayas, a modo de camuflaje urbano. Otra característica novedosa del prototipo 3CT es el asiento, que se ha realizado con una impresora 3D y está iluminado por diminutas bombillas de ledes. Para contrastar con la carrocería, las ruedas y el chasis son grises con toques de azul eléctrico.

Yamaha no ha aclarado cuándo llegará al mercado la versión de producción en serie.

También te puede interesar

0 comentarios