Presentación Kymco People S 125

kymco_people_s_125_01
Dentro de la gama de scooters de octavo de litro de Kymco, especialista en movilidad urbana de dos ruedas, el People S está por encima de los Agility City y

Miller. El modelo People S está catalogado como de rueda alta y “Premium”, es decir, tope de gama. La rueda delantera es de 16 pulgadas, no así la trasera, que es de 14 pulgadas para favorecer el espacio de almacenamiento que hay bajo el asiento.

El Kymco People S se perfila como un sofisticado urbanita, en el que conductores de muy distinto nivel se van a sentir cómodos y seguros. La primera impresión es positiva, el piso plano facilita mucho subir y bajar de este scooter, los materiales son de calidad y visualmente es moderno a la par que sofisticado. Levantando el asiento hay hueco para un casco grande, así como otros objetos de uso diario o unos pantalones de lluvia, así como una toma USB. Detrás del escudo frontal tiene un hueco impermeabilizado con tapa, y bajo el manillar otra toma USB para recargar el móvil o un navegador GPS. También cuenta con un práctico gancho plegable para colgar alguna bolsa pequeña.

kymco_people_s_125_02A nivel de motor tiene un monocilíndrico “cuadrado”, de 54 mm de diámetro y carrera del pistón. Kymco se ha adelantado a la futura norma Euro 5, por lo que es un motor bajo en emisiones. Aunque entrega 11,3 CV a 8.500 RPM el consumo es muy razonable, 3 l/100 km. Está refrigerado por aire, tiene cuatro válvulas y el sistema de inyección Synerject. Desde bajas revoluciones se muestra voluntarioso y es ágil en el tráfico urbano, pero también en la periferia, donde puede mantener un trote de 100 km/h sin aparente dificultad. Además, es un motor agradable por su baja vibración y una firma acústica contenida.

Este scooter se mueve con facilidad gracias a un peso contenido, solo 130 kg. También es de destacar el apartado de frenos, pues en ambos ejes lleva un disco de 260 mm de diámetro asistidos por ABS de Bosch. El conductor tendrá una importante ventaja si hace una frenada brusca -especialmente si el asfalto está mojado- respecto a otros modelos que tengan la frenada combinada (CBS). La suspensión del People S está adaptada a los gustos de nuestro mercado y resulta agradable en general.

La instrumentación digital es bastante completa. Además de los habituales testigos se puede ver la velocidad, si hay conectado algún dispositivo USB, revoluciones, odómetro, hora o carga de la batería y nivel de combustible. Cuando llegue la hora de repostar, la boca está detrás del escudo en posición inferior izquierda, pensada para reducir el riesgo de salpicaduras de gasolina.

El People S se puede adquirir por menos de 3.000 euros con la promoción vigente y con cuatro combinaciones de color: Azul Lake, Rojo Spark, Gris Stone y Marrón Moka. Cuanto más se conduce más se pueden apreciar esos pequeños detalles que justifican su precio respecto a alternativas más económicas y destinadas a un público similar.

También te puede interesar

0 comentarios