Yamaha XSR700 Xtribute, un regreso al pasado


Yamaha-XSR700-XTribute-portada

La nostalgia de tiempos pretéritos está llevando a numerosos fabricantes a reeditar las fórmulas que tanto éxito tuvieron en el pasado. La XSR700 Xtribute de la gama “Sport Heritage” (herencia deportiva) rinde homenaje a la monocilíndrica XT500 que se comercializó entre 1976 y 1989, es una scrambler que aúna lo mejor de una moto moderna con un diseño de corte clásico. Es, además, una moto muy ligera, solo 186 kg en orden de marcha.

Yamaha-XSR700-XTribute-curvaLa XSR700 Xtribute adopta el esquema de color “1981”, que consta de un depósito de combustible plateado, guardabarros blancos y llantas de fundición doradas y calzadas con neumáticos Pirelli MT60RS. El neumático trasero tiene dimensiones 180/55, y el delantero 120/70, ambos de 17 pulgadas. Estas gomas son aptas para rodar por carretera y conducción todoterreno suave, gracias a los tacos integrados. El motor de 689 cc Crossplane de dos cilindros, que ofrece un par generoso y una conducción dinámica, está pintado en color negro, mismo tono para el bastidor y la horquilla.

La postura de conducción de la nueva XSR700 es cómoda y vertical, con un manillar cónico -estilo “dirt”- que facilita las maniobras a baja velocidad. Otra característica típica de las scrambler son las robustas estriberas dentadas. El asiento tiene un perfil plano, fiel al diseño de la XT original, con un sutil logotipo Xtribute grabado en su dorso. También se puede apreciar el logotipo distintivo en el depósito. Otro detalle de tipo retro son los fuelles negros de los tubos de la horquilla, así como el faro con iluminación convencional.

Como contrapunto a todos los detalles “vintage”, la XSR700 cuenta con iluminación LED trasera y el panel de instrumentos LCD. Opcionalmente puede contar con un escape 2 en 1, en color negro, firmado por el especialista Akrapovič.

La nueva XSR700 Xtribute estará disponible en los concesionarios Yamaha a partir de abril de 2019.

También te puede interesar

0 comentarios

Google+