Europa incrementa los aranceles de importación a las motos norteamericanas

Indian-Chieftain

Desde el 22 de junio de 2018 la Unión Europea grava con un 25% de aranceles -entre otros productos- las motocicletas de origen estadounidense con motores de 500 cc o superiores. Ha sido la respuesta europea al incremento de los aranceles en Estados Unidos hasta el 25% en el caso del acero y del 10% para el aluminio. Esta decisión afecta de lleno a toda la gama de Harley-Davidson e Indian, los fabricantes históricos de Estados Unidos especializados en motos de gran cilindrada.

Eso implica que las motocicletas que tengan que ser importadas desde Estados Unidos podrán tener un incremento notable de su precio, unos 2.000 euros por moto. Harley-Davidson anunció que en un plazo de 9 a 18 meses asignará la producción destinada a Europa desde terceros países donde ya cuenta con tejido productivo: Brasil, la India o Tailandia. Indian hará lo propio, gracias a que su empresa matriz, Polaris, dispone de una fábrica en Polonia.

Mientras tanto, el incremento arancelario no tiene ningún efecto sobre las motocicletas que se encuentren ya en stock y en las exposiciones de ambas marcas.

Harley-Davidson-Sportster-Forty-Eight-SpecialPara Harley-Davidson, el mercado europeo es fundamental para su negocio, ya que la región es la segunda más importante después de Estados Unidos. En 2017 fueron 39.800 motocicletas, un aumento del 24% respecto al año 2016. Mientras tanto, las ventas en Estados Unidos están descendiendo por estancamiento de su clientela habitual. El modelo más asequible en España es la Street 750, desde 7.200 euros.

Polaris no proporciona datos de ventas, por lo que no sabemos cuántas Indian se venden en Europa. El modelo de acceso a la gama es Scout, desde 11.990 euros.

Juntando los resultados de ventas de ambas marcas en España, el volumen es muy discreto.

También te puede interesar

0 comentarios

Google+