Presentación Yamaha Niken


Yamaha-Niken-portada

La creación de la marca japonesa es un concepto muy extraño en lo visual. No es un triciclo al uso, de hecho, no tiene tal homologación. Es una moto con tres ruedas, y hace falta el carné A para llevarla. Tampoco es un modelo para motoristas con poca experiencia, pese a la seguridad psicológica que puede proporcionar su eje delantero, más aplomado de lo normal. Para disfrutarla al máximo hay que venir bien rodado de casa.

Yamaha-Niken-suspensionEsta moto de tres ruedas se basa en una suspensión muy optimizada de origen Kayaba denominada LMW, con un paralelogramo articulado que permite a las dos ruedas delanteras describir trayectorias de diferente longitud en curva. De las dos barras gemelas, las delanteras guían, las traseras amortiguan y tienen 2 mm más de sección, 43 mm en total.

El resultado es similar al de una moto grande, resulta cómoda y no es fácil alcanzar sus límites dinámicos, al menos sin conocerla. Sobre el papel declara una inclinación posible de 45 grados. Los motoristas más experimentados se divertirán en las zonas de curvas sinuosas, sobre todo teniendo en cuenta que tiene un cambio semiautomático (Quickshifter), permitiendo cambios sin tocar ni embrague ni gas.

La mecánica responsable de su impulsión es un tricilíndrico en línea que eroga 115 CV. Por sus características de construcción ofrece un par constante, de curva aplanada. No sube con alegría de vueltas, pero dispone de potencia de sobra.

Yamaha-Niken-tacografoCuando las condiciones de adherencia no son ideales da mucha confianza al conductor, pero si llueve las ruedas delanteras escupen una cantidad considerable de agua si se rueda un poco rápido. En una moto normal no se aprecia ese efecto con la misma intensidad. Respecto al aire, la cúpula delantera protege adecuadamente. En línea recta resulta muy estable, dato importante en un vehículo que puede alcanzar los 200 km/h.

Ya no resulta tan cómodo el concepto en ciudad, ya que el asiento queda lejos del suelo, 820 mm, por lo que un motorista de talla menuda tendrá que estirarse para echar un pie a tierra. Como el eje delantero no se puede bloquear, maniobrar en parado es tedioso. Además, no es precisamente ligera, la Niken arroja 263 kg sobre la báscula.

El precio de la Yamaha Niken le coloca en una parte alta del mercado, su precio ronda los 16.350 euros, por lo que no veremos muchas unidades por la calle. Es un concepto original y exclusivo en múltiples sentidos.

También te puede interesar

0 comentarios

Google+