Moto Guzzi homenajea la cultura custom con las nuevas V7 III Rough y Milano

Moto-Guzzi-v7-III-Rough

La siete y medio de Mandello del Lario añade a su oferta dos modelos más, que se unen a los existentes Carbon, Stone, Special y Racer. Con las versiones especiales Rough y Milano, Moto Guzzi quiere rendir homenaje a la cultura de la personalización. Por eso, manteniendo los ingredientes que han hecho de la V7 III un modelo de éxito, incorpora detalles y acabados que les dan una personalidad añadida.

La V7 III Rough lleva el espíritu “urban country” con toques estéticos y funcionales, teniendo en mente a los moteros que combinan los trayectos urbanos con las escapadas. Las llantas de radios calzan neumáticos de tacos, para darle así un aspecto campero, pero a la vez ciudadano. El asiento es específico, con puntadas y cincha para el pasajero y placas laterales de aluminio. Este último material también se emplea para los guardabarros.

Los detalles no terminan ahí, la tapa superior del faro delantero es de color negro y las barras de la suspensión delantera se han protegido con fuelles de goma. No existe una limitación de unidades para esta versión.

Por su parte, V7 III Milano se basa en la V7 III Special. Hereda la instrumentación de doble cuadro, escapes cromados, asas para el pasajero, pintura brillante para el depósito o las llantas de aleación. A este conjunto se añaden los guardabarros y tapas laterales de aluminio, buscando un equilibrio entre lo clásico y lo moderno en un mundo urbano. Este modelo pesa 4 kg más que la Rough. Tampoco es una serie limitada.

Los precios que se han fijado para las nuevas versiones son 9.899 euros para la Rough, la más económica después de la Stone, y 10.049 euros para la Milano, 150 euros de incremento sobre la Special.

También te puede interesar

0 comentarios

Google+