La BMW R nine T Racer también recibe el toque de Rizoma

Rizoma-BMW-R-nine-T-Racer


La oscuridad ha poseído a la moto alemana, que ha quedado cubierta de tonos negros y acabados de aluminio mecanizado. Rizoma añade su toque a la  R nine T Racer después de haber modificado las versiones R nine T 1200, Urban G/S, Pure y Scrambler. El preparador italiano buscaba una imagen más elegante, pero llamativa y más deportiva a su vez. La versión Racer es per se más agresiva que sus hermanas de gama. Por un lado se parece a motos de carreras del pasado por su línea y geometrías; por otro, encaja en el presente y el futuro de BMW gracias a la tecnología.

Rizoma-foco-BMW-R-nine-T-RacerRizoma, partiendo de un bloque macizo de aluminio, ha obtenido mecanizadas la tapa de culata, el protector del cárter y los embellecedores de la admisión. Destacan por su minimalismo las tapas de la caja de admisión y el embellecedor del eje trasero. Como en otros modelos, Rizoma añade las manetas regulables “3D” para freno y embrague, así como los puños, para así tener un control total de la montura.

El kit de personalización -inspirado en el mundo de las carreras- incluye más piezas para lograr un aspecto genuino de Café Racer: guardabarros delantero con estabilizador de la horquilla, tapas de líquido de freno, embrague y depósito de gasolina, tapa de bastidor y cuatro portamatrículas a elegir. Quienes quieran ir más allá en la personalización, tienen la colección de accesorios genéricos que también pueden vestir a la R nine T Racer.

En los últimos meses Rizoma ha añadido personalizaciones para motos de otras marcas como Yamaha o Kawasaki, y próximamente se añadirá Ducati. De hecho, la marca deportiva italiana y Rizoma se han puesto de acuerdo para la creación de una gama de accesorios de aluminio para las motos de Borgo Panigale que se conocerá más adelante.

También te puede interesar

0 comentarios

Google+