Llega la Kawasaki Z900RS, un homenaje a la mítica Z1

Kawasaki-Z900RS-portada


La última en llegar a la gama Z es una moto vintage que rinde homenaje y respeto a su antecesora, con la que comparte la configuración de cuatro cilindros en línea. Sus 950 centímetros cúbicos erogan 111 CV de potencia a 8.500 RPM y 98,5 Nm a 6.500 RPM, si bien Kawasaki avisa que estos datos son provisionales.Visualmente parece un motor refrigerado por aire.

La entrega de fuerza queda controlada por el KTRC, el control de tracción de la casa, con dos modos a elegir. Otra ayuda a tener en cuenta, si el conductor reduce marchas de forma agresiva el embrague asistido y antirebote evitará el temido bloqueo de la rueda trasera.

Kawasaki-Z900RSLa configuración mecánica ha sido pensada para ofrecer equilibrio entre potencia y comportamiento, además de un chasis rígido que combina agilidad y una conducción natural. Respecto a la Z900, el peso está menos concentrado en la parte delantera. El asiento queda a 835 mm del suelo y permite tanto una postura cómoda tanto en conducción tranquila como dinámica.

La horquilla invertida, de 41 milímetros de diámetro, es ajustable en compresión y extensión para satisfacer todo lo posible a su jinete. En la parte trasera tiene un monoamortiguador horizontal en vez de la configuración doble de la Z1. Kawasaki afirma que la suspensión tiene un compromiso entre comodidad y deportividad. En cuanto a los frenos, los discos delanteros de 300 mm de diámetro pueden frenar fuerte y con un buen tacto gracias a la bomba radial.

Kawasaki-Z900RS-curvaEl diseño de la Z900RS cuenta con proporciones típicas de moto clásica, el depósito en forma de lágrima se diseñó adrede para colocarlo en la posición correcta. Destacan los colectores de escape de doble salida realizados en acero inoxidable, con forma de megáfono para respetar ese carácter vintage, pero sin perder de vista el ajuste de sonido. Kawasaki ha buscado emocionar en cada arranque, al ralentí y a alta velocidad a su piloto. Las llantas de radios son otro guiño a lo clásico.

Cuenta rasgos modernos también, como las luces de LED y el tablero de instrumentos con indicadores analógicos y una pantalla LCD multifunción.

Las combinaciones de color son las siguientes: Candytone Brown (marrón) con Candytone Orange (naranja), Metallic Flat Spark Black (negro) y Metallic Matte Covert Green (verte) con Flat Ebony (negro). Para los inconformistas queda por explorar el catálogo de accesorios original de la marca.

También te puede interesar

0 comentarios

Google+