Prueba Ducati Monster 797

Prueba-Ducati-Monster-797

La protagonista de esta prueba es la sucesora de la Monster 796. Esta naked de 803 centímetros cúbicos es el modelo adecuado para aquellos que buscan sensaciones de conducción puras sin los artificios de un control de tracción, con un chasis que es eficaz de forma natural.

De la parte ciclo destacamos la horquilla delantera de origen Kayaba con barras de 43 milímetros de diámetro y 130 milímetros de recorrido, carente de regulación, aunque cumple bien en un sentido general. En la parte trasera cuenta con un amortiguador trasero Sachs con 150 milímetros de recorrido, en el que se puede regular la precarga del muelle y la extensión hidráulica. A diferencia del eje delantero, resulta un poco seco cuando baja la calidad del asfalto.

Prueba-Ducati-Monster-797-superiorLos frenos son muy potentes para su potencia y peso.  En el eje delantero cuenta con doble disco de 320 milímetros de diámetro, con pinzas Brembo de cuatro pistones opuestos, mientras que en el trasero tiene un disco de 245 milímetros y pinza estándar. Están complementados por el ABS, la única ayuda electrónica a la conducción que encontraremos en este modelo. Las sensaciones que proporcionan sus frenos son muy positivas, porque permiten dosificar bien las deceleraciones y que el conductor tenga siempre la situación bajo control.

Es una moto de comportamiento predecible, muy noble, que entra en la trayectoria marcada con precisión y a un buen ritmo. Incluso abriendo el gas con decisión no tiene movimientos extraños que resten confianza o diversión a sus mandos. La Monster 797 es una opción a considerar incluso con carné A2, ya que cuenta con un kit de limitación.

Prueba-Ducati-Monster-797-lateralCuenta con un motor elástico y lleno de par como corresponde a su disposición en V. Es capaz de hacer buenas recuperaciones sin bajar marchas, a un ritmo estable, ganando velocidad hasta el corte de inyección. Un aviso acústico nos llamará la atención si estiramos hasta la zona roja. El motor Desmodue de dos cilindros en V es el mismo de la nueva gama Scrambler. Respecto a las anteriores versiones de este motor, que Ducati utiliza desde hace muchos años, destaca la suavidad de funcionamiento y su comportamiento a bajo y medio régimen, pero echamos de menos diferentes mapas de inyección para modificar su comportamiento que sí tienen los motores más potentes y evolucionados de la marca italiana. Lógicamente, cumple la normativa Euro 4 de emisiones, pero esto  último no ha salido gratis ya que el motor ha sacrificado potencia y ahora rinde 75 CV, es decir, 12 CV menos que su predecesora. Los más veteranos quedarán en cualquier caso satisfechos con su manejo, porque representa el mejor que para conseguir sensaciones deportivas no hace falta tener una potencia descabellada. Siempre es mejor un kilogramos menos que un caballo más.

Visualmente es una moto sencilla y ligera, y aunque tiene el asiento un poco elevado, resulta fácil alcanzar el suelo con los pies por lo estrecha que es la sección del depósito. La postura a sus mandos es natural y cómoda, apta para utilizarla todos los días. Otro plus de la Monster 797 es la instrumentación digital que se lee en un vistazo, a diferencia de los tradicionales indicadores de agujas.

Todo esto tiene un precio, 8.390 euros. Frente a alternativas como la BMW F 800 R, de mayor precio, tiene un equipamiento levemente inferior. No cometamos el error de juzgarla solamente por su potencia, la puesta a punto es importante, y la moto de Borgo Panigale no decepciona en ese sentido.

También te puede interesar

0 comentarios

Google+