Un vasco bate el récord de kilometraje en una moto de 125 en 24 horas: 1.739 km

Vasco-record-km-125

Parece inconcebible aguantar tanto tiempo en una moto destinada para circular casi en exclusiva por la ciudad y sus alrededores, pero para Víctor De Castro eso no ha supuesto impedimento alguno. Este amante de los scooter ha establecido una nueva marca mundial de conducción en la categoría del octavo de litro tras estar 24 horas ininterrumpidas a lomos de una Piaggio Medley 125.

Partiendo de Bilbao, Víctor ha recorrido el camino hacia Sevilla a través de Vitoria, Valladolid, Salamanca y Badajoz. Una vez que llegó a la capital hispalense, dio media vuelta y deshizo la Ruta de la Plata sin descanso alguno. A las 21:00 del 2 de junio se apeaba de la moto en Bilbao. Al final del recorrido, la velocidad media se quedó en poco más de 72 km/h.

record-km-125No solo se trató de una demostración de lo que hombre y máquina pueden hacer, el motivo real fue una causa solidaria. La gesta de Víctor ha conseguido recaudar 6.246 euros. Para alcanzar ese importe se pusieron “a la venta” un total de 2.000 kilómetros a un precio de 3 euros cada uno, y cada participación entró en un sorteo para un fin de semana en un hotel con spa en Asturias. La motocicleta, valorada en 3.149 euros, fue cedida por uno de los patrocinadores, el concesionario Deusto Moto Center. La iniciativa “No es por la Vespa” ha colaborado por cuarta vez con un proyecto de una ONG y, entre otros patrocinadores, Víctor contó también con el apoyo de Tucano Urbano, Rotor Rotulaciones y el Estudio Inmobiliario Merlin. La suma recaudada ha ido íntegramente a la Asociación bilbaína Bakuva. Esta iniciativa trabaja para evitar la exclusión social de menores en grave riesgo de padecerla, mediante actividades deportivas, juegos y enseñanzas.

Víctor fue el único conductor de la moto, pero contó con un furgón de apoyo. En él viajaron una psicóloga y encargada de comunicaciones, un conductor profesional y un mecánico del servicio oficial de Piaggio. A bordo llevaban todo lo necesario, como recambios, provisiones y bebida para el grupo. También llevaron gasolina a bordo, ya que la pequeña Medley solo tiene 7 litros de capacidad en su depósito y, para intentar maximizar el tiempo encima de la moto y no repostar en estaciones de servicio convencionales, fue necesario reponer combustible a menudo.


También te puede interesar

0 comentarios

Google+