La primera edición de la Crom Ride resiste pese las inclemencias del tiempo

Crom-Ride

El último fin de semana de junio tuvo lugar la Crom Ride 2017, una ruta motociclística a través de 625 kilómetros de carreteras entre la Costa Brava y los Pirineos. Las 167 motos con dorsales inscritos se dieron cita en el Pavelló Fontajau de Girona, donde una inesperada tromba de agua y granizo hizo mella en los ánimos de varios participantes. La casualidad quiso que en pleno verano se produjesen en España unas precipitaciones muy intensas en algunas zonas y que la Crom Ride tuviese que enfrentarse a una adversidad difícil de prever.

A primera hora del sábado ya estaba dispuesto el paddock colocado por el Patronato de Turismo Costa Brava Girona y las carpas de los concesionarios colaboradores de marcas Honda (Gironauto), BMW (Martin i Conesa), KTM, Macbor y Kawasaki (Basolí), Yamaha (Tràfach) y Suzuki (ImportCross), además de Metzeler (Neumáticos Perelló). Todo estaba dispuesto para la marcha de 200 pilotos y acompañantes.

Pavelló-Fontajau-de-GironaPese a las previsiones meteorológicas, la mayoría de los participantes decidió seguir adelante con la ruta. La primera parte transcurrió por carreteras gerundenses que pasaron por Els Àngels, La Ganga, Tossa, Cladells o Coubet, La Creueta y la Collada de Toses.

Se sellaron los carnés de ruta en Tossa de Mar, Sant Hilari Sacalm, Ripoll, Llívia, Banyoles y Peralada. La amenaza de lluvia no se materializó y solo cayeron unas gotas esporádicas que no impidieron completar la ruta a buen ritmo.

Las previsiones de la organización se cumplieron con puntualidad, a pesar de todo. Los 132 participantes que completaron la ruta se llevaron a casa una herramienta multifunción y una camiseta técnica de obsequio, además de una participación para el sorteo de un juego de neumáticos Metzeler y un navegador TomTom Rider 450.

Las motos recorrieron una ruta de excepcional belleza, desde el Pla de l’Estany, a La Molina y la Cerdanya, al Empordà; una ruta de primera. La encuesta al término de la ruta recibió opiniones muy favorables de los participantes, que en gran medida confesaban su intención de repetir en próximas ediciones. El año que viene se celebrará la segunda edición de la Crom Ride, seguramente con una climatología más amable.

También te puede interesar

0 comentarios

Google+