La Triumph Street Triple ya se puede conducir con carné A2

Triumph-Street-Triple-A2

En marzo de 2017 llegaron a los concesionarios Triumph en España las novedades de la gama Street 2017: Triple R, Triple S y Triple RS. Por su potencia, ninguna de las tres es adecuada para conductores noveles, de ahí que llegue ahora una versión limitable, la Triple S A2, ya disponible en la red Triumph.

La recién llegada no tiene un motor tan potente y, en vez de 765 centímetros cúbicos, se conforma con 660. El tricilíndrico limitado da una potencia de 47,6 caballos para poder ganar experiencia cumpliendo con la legalidad. Cuenta con un par máximo de 60 Nm a 5.100 revoluciones por minuto y, según Triumph, es una moto que se puede disfrutar desde el mismo momento en que se obtiene el carné A2. Lo cierto es que será difícil poner en aprietos a su bastidor, diseñado para soportar motores mucho más potentes.

El equipamiento es similar al de la Triple S de 113 caballos. Además de la potencia, también se nota la diferencia en el precio: la nueva moto de acceso a gama cuesta 8.700 euros frente a los 9.500 euros de la Triple S de 765 centímetros cúbicos.

Una vez pasado el periodo reglamentario de toma de experiencia, cualquier concesionario puede deslimitar el motor para que entregue su potencia natural, es decir, el doble: 95 caballos. Al deslimitarla, Triumph emite un certificado para poder pasar la ITV que precisa el salto al carné A.

Triumph-Street-Triple-A2-perfil
Como cualquier moto moderna, la Triumph Street Triple S A2 cuenta con diversas ayudas a la conducción. No solo cuenta con el sistema ABS de antibloqueo de frenos, también tiene un control de tracción y dos programas de conducción, seco y lluvia. Las suspensiones, frenos, neumáticos y parte ciclo vienen heredados de la versión de mayor cilindrada y precio. En el eje delantero lleva una horquilla invertida Showa, y un monoamortiguador trasero ajustable en precarga, también de Showa.

Recordemos los cambios de la gama Street Triple para 2017. Las naked de Triumph recibieron un diseño más incisivo y decidido, las ópticas de ledes, el embrague antirrebote, una reducción de peso y una instrumentación digital más moderna con ordenador de a bordo. Las Triple R y Triple RS cuentan con una instrumentación más sofisticada y pantalla a color. Al igual que sus hermanas mayores, la Triple S A2 cuenta con un catálogo extenso de opciones para dejar la moto al gusto de su nuevo dueño.

También te puede interesar

0 comentarios

Google+