KTM continúa su expansión internacional con nuevos centros en Alemania y Filipinas

KTM continúa su expansión internacional con nuevos centros en Alemania y Filipinas - Fenixmoto blog


El pasado 5 de julio, KTM inauguró en la localidad alemana de Rosenheim un nuevo centro de I+D destinado a la fabricación de componentes electrónicos de conectividad para las motocicletas del fabricante austriaco. En este nuevo centro se realizarán desde el desarrollo inicial de estas tecnologías hasta la fabricación de prototipos y la implementación de nuevos procesos productivos para la tecnificación y digitalización de sus modelos. En este centro de Rosenheim se producirán sistemas que facilitan la conectividad digital entre el conductor y la motocicleta y, directamente relacionado con esto, vehículos conectados para la prevención de accidentes en carretera.

Con 438 metros cuadrados de superficie y capacidad para 30 trabajadores, este nuevo centro de I+D se suma a las instalaciones de KTM en Mattighofen, donde ya trabajan 487 empleados. De ellos, siete se han trasladado ya a Alemania para ser los encargados de reclutar a nuevos ingenieros y técnicos para Rosenheim, que en cualquier caso reportarán su trabajo directamente a Mattighofen. En 2016, KTM invirtió 110 millones de euros en el desarrollo de nuevos modelos y en la expansión de las instalaciones de Mattighofen y Munderfing, Austria.

  KTM continúa su expansión internacional con nuevos centros en Alemania y Filipinas - Fenixmoto blog
Tras la inauguración de este centro en Alemania, KTM también ha anunciado la apertura de una nueva planta en Filipinas con capacidad para fabricar 10 000 motocicletas al año. Esta nueva planta es fruto de la alianza entre Adventure Cycle Philippines Inc. (propiedad de AC Industrial Technology Holdings Inc., un miembro de Ayala Group of Companies, una de las mayores corporaciones filipinas) y KTM AG, que ha desembocado en la creación de KTM Asia Motorcycle Manufacturing Inc.

En esta planta se construirán las Duke y RC 200 y 390 de pequeña y mediana cilindrada, los modelos que serán los más demandados entre los emergentes mercados asiáticos, con especial atención a China. La producción comenzará a un ritmo de 6000 unidades al año, que poco a poco se irá incrementado hasta llegar a cifras de cinco dígitos. Esta expansión internacional de la marca europea se completará con la apertura de nuevos concesionarios, con el objetivo de tener 30 puntos de distribución en 2017 en el sudeste asiático.

En palabras de Hubert Trunkenpolz, director de responsabilidad corporativa de KTM, “este es el último capítulo en la historia de nuestra marca. Con esta planta, KTM está presente en una parte del mundo en la que la motocicleta forma una parte indispensable de la vida de tantas personas. Es un momento clave en la expansión de la marca en el mundo.

También te puede interesar

0 comentarios

Google+