Tucano Urbano soluciona los problemas de comodidad a lomos de una moto

Cool-Fresh-Seat-Cover

Quienes realizan grandes desplazamientos a lomos de su motocicleta o pasan muchas horas sobre el asiento de sus monturas, saben la comodidad es un bien muy valorado y no siempre presente entre las prioridades de los fabricantes de motocicletas. Por la forma de los asientos, los conductores de este tipo de vehículos sufren una considerable presión sobre la zona perineal al concentrar en muy poca superficie todo su peso. Aunque el mullido de los asientos contribuye a aliviar la presión, los baches o resaltos del asfalto se trasladan directamente hasta el conductor a través del asiento que, por su forma y la forma de sentarse a horcajadas sobre él, es un mal de difícil solución. Cuantas más horas se pase encima del asiento, más evidente se hace necesario contar con una gran superficie de apoyo y un almohadillado de lo más efectivo.

Tucano-Urbano-Cool-Fresh-Seat-CoverTucano Urbano, consciente de esta problemática, propone una original solución. Se trata de una funda universal de asiento que, bajo la denominación comercial de Cool Fresh Seat Cover, esconde un consistente almohadillado que, por un lado, aísla al conductor de vibraciones o golpes y, por otro, contribuye a mejorar la ventilación en la zona de su entrepierna. Salvo contadas excepciones, el asiento de un vehículo de dos ruedas está siempre expuesto a la intemperie, y en épocas de calor puede alcanzar temperaturas que pueden llegar a ser, además de incómodas, hasta peligrosas. Como el montaje se realiza por medio de tiras elásticas y velcro, su instalación es rápida y sencilla, y se puede adaptar tanto a motocicletas como a scooters. Es más, puede usarse incluso en el asiento del pasajero.

Esta funda está realizada en poliéster y cuenta con una malla de dos centímetros de espesor. Aunque más importante que el material con el que está fabricada es su función, que a grandes rasgos podemos definir como una capa de aire adicional entre el asiento y las posaderas del piloto. Por su forma, no resta libertad de movimientos a los conductores y, gracias a la mayor comodidad que aporta, también contribuye a la seguridad en marcha, ya que reduce la aparición de la fatiga.
Frente a soluciones de otro tipo, como las almohadillas de gel que se colocan bajo la funda del asiento, su utilización es menos engorrosa, es reversible en cualquier momento y, con un precio de venta de 25 euros, más asequible. Tucano propone dos diseños diferenciados para motocicletas y scooters, sin que eso afecte a su precio de venta recomendado.

También te puede interesar

0 comentarios

Google+