La Royal Enfield Classic 500 recupera colores históricos

Royal-Enfield-colores-historicos

Bajo la serie especial Redditch, Royal Enfield ha recuperado tonos de hace 60 años que vestirán los depósitos de gasolina de la gama 2017 del modelo Classic 500. El nombre “Redditch” es un homenaje al pueblo británico del condado de Worcestershire donde se fabricaron las primeras Royal Enfield allá por 1901, un guiño más a su pasado y herencia.

Tres son los colores pastel que van a lucir las motos de la serie especial: un rojo, un azul y un verde. En primer lugar está el “Chinese Red”, utilizado a finales de los años 50 en la Furia y otras motos deportivas, sobre todo las exportadas a Estados Unidos bajo la marca Indian. Le sigue el “Wedgewood Blue”, un tono azul suave similar al cian, popular en las Crusader, Bullet y bicilíndricas grandes del año 1958. Por último está el “Surf Green”, un tono verde oscuro que lucieron las Crusader 250, Ensign II y Ensign III.

Los colores del depósito combinan con la sobriedad del resto de elementos mecánicos. El chasis, los guardabarros y tapas laterales están acabados en negro brillante. Contrastan con los cromados del cerquillo del faro delantero, los intermitentes, amortiguadores, llantas, manillar, espejos y el propio escape preparado para la normativa Euro 4. El motor refrigerado por aire y las botellas de la horquilla vienen pulidos en aluminio. A nivel mecánico no hay diferencias. La Classic 500 tiene un motor de un cilindro, cuatro tiempos e inyección electrónica con 27 CV, asociado a un cambio de cinco velocidades.

RedditchEn el resto de la gama Classic 500 el color de carrocería está presente en más piezas, como los guardabarros o las tapas laterales. En la serie especial Redditch se ha querido recuperar el protagonismo de los tonos clásicos. Las técnicas de pintura no son las mismas que a finales de los años 50, pero el resultado visual es idéntico. Un logotipo específico permite identificar inmediatamente a las motos de la serie especial.

La serie especial Redditch ya se encuentra disponible en los concesionarios de Royal Enfield a partir de 4.849 euros, sin contar matriculación. El precio es el mismo que el de la Classic 500 modelo 2017, que además del nuevo escape cuenta con los frenos antibloqueo (ABS) de origen Bosch.

También te puede interesar

0 comentarios

Google+