Rough Crafts transforma la Yamaha XSR700 con dos versiones


Rough-Crafts

Nos llega otra creación del programa Yard Built de Yamaha en colaboración con el especialista en transformaciones Winston Yeh, de Rough Crafts. La moto que se usa como base es la Yamaha XSR700, a la que se ha dotado de una doble personalidad como café racer y como scrambler. Sus nombres son “The Corsa Scorcher” y “The Soil Scorpion” y, según Yamaha, se puede pasar de una transformación a otra en solo una hora, ya que no hay alteraciones en el chasis original.

XSR700-The Soil ScorpionSu primera personalidad, la Corsa Scorcher, cuenta con llantas de aleación ligeras en carbono firmadas por Rotobox. Se diferencia por sus semimanillares y estriberas retrasadas de Guilles Touring, escape Akrapovič de titanio de alto rendimiento, colectores de escape artesanales, reposapies MS Pro o filtros Velocity Stacks, entre otros. El conductor podrá apreciar también en el manillar los puños Rough Crafts, los suplementos Fin Style que elevan el manillar, o los mandos de MS Pro.

En ambas versiones se han modificado los frenos con elementos Beringer. Se mantienen las pinzas y los discos en la Corsa Scorcher, pero en la Soil Scorpion se ha cambiado el disco y la pinza. Los toques del transformador se pueden apreciar en el carenado monocasco en fibra de carbono que oculta un depósito de aluminio, o en la rejilla protectora del faro. La mecánica permanece inalterada tanto en una como en otra.

XSR700-The Corsa ScorcherPor su parte, la transformación scrambler tiene llantas de fundición de Wukawa con neumáticos más adecuados. La posición de conducción también se adapta a este uso con un manillar plano artesanal de Rough Crafts bautizado como “Fighter” y mandos de origen MS Pro. Para poder rodar en tierra sin complicaciones, los filtros se han reemplazado por unos Sprint estancos, resistentes a la suciedad, y cuenta con un silencioso Akrapovič modificado. El acabado se completa con dos lacados de Air Runner Custom Paint, un colaborador habitual del transformador Rough Crafts. El secreto de poder convertir una moto genuinamente de carretera en una para salir al campo está en un sistema digital de control de suspensión de Shark Factory. De esta forma, se puede variar el reglaje para asfalto o tierra.

Si te gustan las transformaciones de Rough Crafts, no puedes perderte su web www.roughcrafts.com

También te puede interesar

0 comentarios

Google+