La DGT ha anunciado un paquete de medidas para mejorar la seguridad en 2017


Radar

A través del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, hemos conocido una batería de medidas de la DGT que tienen por objeto reducir las cifras de siniestralidad, que repuntaron levemente el año pasado después de 13 años de descensos. Las políticas anunciadas no están tan enfocadas a la sanción, sino a la prevención de riesgos y a la defensa de colectivos vulnerables como es el de las dos ruedas.

Cartel-ciclistasLa velocidad va a seguirse controlando, pero con un enfoque distinto; los radares van a colocarse en lugares más idóneos de acuerdo a criterios de seguridad vial. Además, se colocarán avisos automáticos en algunos tramos, que o bien avisan a vehículos concretos (mediante lectura de matrícula) de que deben reducir el ritmo, o alertan con señales de tráfico que se vuelven más visibles en caso de velocidad excesiva. En los tramos más peligrosos de carretera convencional será más habitual ver radares móviles.

Va a reforzarse la señalización en puntos especialmente delicados, como algunos cruces peligrosos o en lugares donde está permitido actualmente adelantar. Además, en algunos tramos se van a colocar bandas sonoras que avisan a los conductores de que van a salirse de su carril o invadir la calzada contraria, ya que una de las causas de siniestralidad más habituales es la salida de vía. Los puntos negros aumentarán en número, al usarse una metodología distinta para clasificarlos.

Bandas-sonorasPor otro lado, los agentes de tráfico van a concentrar sus esfuerzos en aquellas actitudes que son más peligrosas tirando de estadísticas, con menor aleatoriedad, con especial atención hacia los más frágiles en el tráfico. Aunque para el colectivo motorista no se han anunciado medidas específicas para controlar el uso del casco, sí se intensificará mucho la vigilancia del cinturón de seguridad en los vehículos de más de dos ruedas.

En cuanto a la labor de concienciación, la DGT dará voz a víctimas reales de accidentes de tráfico, además de las habituales campañas en medios de comunicación y redes sociales. El ente público quiere trasladar a la ciudadanía que el teléfono móvil es una distracción que tiene que erradicarse.

Como colofón a todas estas medidas, la DGT va a trabajar con otras administraciones y asociaciones para dar un impulso a la seguridad vial y las buenas prácticas urbanísticas con criterio más homogéneo. A lo largo del año se hará un seguimiento de estas medidas, por si hubiese que suprimirlas o reforzarlas.

Cartel radar


También te puede interesar

0 comentarios

Google+