Algunos consejos para escoger el casco adecuado para nuestra cabeza y moto


Casco-colgando

De toda la oferta que hay en el mercado, hay que hacer una criba en base a varios criterios: lo que nos podemos gastar, el tipo de moto que vamos a conducir, la talla y forma de nuestra cabeza y el nivel de seguridad ofrecido por el casco. A menos que recurramos a tiendas de dudosa reputación, todos los cascos que se comercializan en la Unión Europea están homologados. Eso significa que han superado unas pruebas de resistencia y seguridad.

Ahora bien, hay grandes diferencias entre los niveles de protección de cada casco. Desde 2008 existe la clasificación SHARP, una especie de EuroNCAP para cascos, donde los modelos se puntúan hasta cinco estrellas. A más estrellas, más seguridad. La lista de cascos, que supera los 400 modelos, puede consultarse en https://sharp.dft.gov.uk/home.

casco-Shark¿Pero qué casco es el más adecuado? De la misma forma que una moto sport o touring es mejor para carretera y una scooter es mejor para ciudad, los cascos ofrecen diferentes características. Para circuito y motos potentes será preferible un casco integral o modular, con buena ventilación y un peso reducido. Los urbanitas preferirán cascos más sencillos como los semijet, con mejor visibilidad lateral a cambio de una peor protección de cara y barbilla, y que puedan acomodarse bajo el asiento de su scooter o maxiscooter. En caso de duda, consulta con el vendedor.

Es importantísimo escoger la talla correcta de casco, para eso hay que medir nuestra cabeza siguiendo un recorrido imaginario desde la frente hasta la nuca, y rodeándola por completo. Las tallas por letras pueden ser diferentes entre marcas. Los expertos recomiendan probarse los cascos siempre, y no comprarlos por Internet si no se tiene garantía de devolución o la certeza de que esa talla nos va perfecta.

Una vez colocado, el casco no tiene que tener holguras más allá de dos dedos entre la mandíbula inferior y la tira que lo ajusta. Si el casco se mueve, no protegerá adecuadamente. Tampoco puede hacer presión en la cabeza, debe ser cómodo. Entre dos tallas será más deseable la más pequeña que corresponda. Para los usuarios de gafas, tanto de ver como de sol, también hay que hacer esa prueba, o si se utiliza un intercomunicador por Bluetooth. Ojo, este último no puede entorpecer la audición natural y debe estar homologado.

Por último, recordar que los materiales que forman parte del casco caducan al cabo del tiempo, por lo que con cierta frecuencia habrá que jubilar el casco aunque esté visualmente perfecto. Conduce siempre seguro con Fénix Moto.

También te puede interesar

0 comentarios

Google+