KTM presenta en Milán sus novedades en el segmento street


KTM 125 Duke Milan

Para los amantes de las emociones más fuertes llega la KTM 1290 Super Duke R, que recibe un motor mejorado en 'V' con 177 CV de potencia y unas envidiables prestaciones. El conductor podrá apreciar que el manillar es más bajo y ancho, las nuevas suspensiones WP y los frenos Brembo monobloc. Estos cambios permiten un mayor control de la moto, de acuerdo al fabricante.

Para mantener bajo control esa potencia, posee un cambio de velocidades quickshifter+ de doble sentido, así como la asistencia del MSC con ABS. Otras modificaciones del modelo renovado son las luces integrales de LED y la pantalla multifunción TFT, y, por supuesto, un sistema de escape que cumple con la normativa Euro 4.

No todos los jinetes necesitan tantos caballos, por lo que hay dos novedades más domesticables, la KTM 125 y la 390 Duke. Estas naked reciben como novedad un subchasis trasero desmontable, un sistema de frenos optimizado(KTM dice que es el mejor de su categoría), depósito de gasolina de mayor capacidad acabado en acero y líneas de escape adaptadas para cumplir la normativa Euro 4. La suspensión delantera cuenta con una horquilla WP de cartucho abierto. La ventaja de este diseño es su facilidad de mantenimiento y simplicidad mecánica, apta tanto para carretera como para uso exigente en circuito. Al igual que la 1290 Super Duke R, reciben las luces integrales en LED, la pantalla TFT, y opcionalmente, el sistema KTM My Ride, compatible con smartphones de última hornada.

KTM 390 carreteraLa guinda del pastel la pone una nueva propuesta en forma de prototipo, la KTM 790 Duke, con diseño de KISKA. Posee un motor bicilíndrico de 790 centímetros cúbicos denominado LC8c, que transmite la fuerza a una caja de cambios quickshifter (de respuesta rápida). Se caracteriza por tener unos escapes de acero soldados de forma artesanal, subchasis trasero y colín acabados en aluminio y componentes de suspensión WP de alta calidad. Pensando en el futuro, esta moto incorpora algunas tecnologías novedosas, como un sistema de pilotaje asistido (by wire, mediante cables eléctricos), más sensores y sistemas enfocados a una mayor conectividad. El piloto podrá ajustar a voluntad los modos de pilotaje y el comportamiento del control de tracción.

Como nota curiosa, cabe decir que parte del escape y las pletinas de dirección han sido moldeadas con ayuda de una impresora 3D. Con uno de esos aparatos, puede que no sea descabellado a medio plazo poder conseguir piezas de repuesto sin salir de casa.

También te puede interesar

0 comentarios

Google+