La X-MAX 300 completa la gama scooter de Yamaha en 2017


YAM_XMAX300

Tras 11 años en el mercado, la X-MAX 250 dice adiós y da la bienvenida a su sustituta, la X-MAX 300. No solo implica un aumento de cilindrada, también hereda el diseño de la T-MAX. Yamaha quiere acercar el segmento maxiscooter a más gente, el diseño le da más personalidad y una postura de conducción más deportiva, pero también le da más practicidad.

guanteras_Xmax_300Bajo los asientos se pueden acomodar un par de cascos y un ordenador portátil, además dispone de dos guanteras debajo de los manillares; en la de la izquierda se puede cargar un aparato eléctrico mediante la toma USB o de 12 voltios. Otro elemento de nuevo diseño, las ópticas de LED, permiten una mejor visión –así como ser vistos- a la vez que reducen el consumo eléctrico de la moto. La luz de largo alcance se confía al faro central, los laterales se ocupan de la función de cruce y posición.

Para conducir esta scooter hace falta el carné A2, ya que el motor tiene 292 cc, si bien la potencia -20,6 kW o 28 CV- está lejos de la limitación de este permiso. El motor monocilíndrico es el mismo que anima el scooter N-MAX, aventaja al del modelo previo en 7 CV.

Xmax_300_puenteSegún Yamaha, tiene un tacto de conducción parecido al de una motocicleta, el carenado esconde parcialmente una doble horquilla delantera, y en el eje trasero dispone de doble amortiguador. El fabricante asegura que es maniobrable en ciudad y confortable, así como estable en carretera. Además de eso, aporta más seguridad; la rueda delantera, con llanta de 15 pulgadas, aloja un disco de freno de 267 mm de diámetro, mientras que la rueda trasera, de 14 pulgadas, tiene un disco de 240 mm.

Vendrán de serie, como es ya habitual, la inyección electrónica de gasolina, los frenos ABS y el control de tracción. La instrumentación combina dos indicadores analógicos (velocidad y revoluciones) con una pantalla multifunción con datos del ordenador de a bordo. El piloto puede cambiar las informaciones sin soltar las manos de la posición habitual, ya que tiene un interruptor para eso. Otro elemento tecnológico es la llave “manos libres”, con la que se puede arrancar y parar la moto sin tener que vaciar los bolsillos.

La nueva X-MAX 300 estará disponible en marzo, a un precio aún por determinar. La gama de colores constará de tres opciones: Milky White, Quasar Bronze o Lunar Grey.

También te puede interesar

0 comentarios

Google+