Triumph Bonneville Bobber, una moto de los años 40 en el siglo XXI

BONNEVILLE_BOBBER_PAIR

Para aquellos motoristas que busquen el estilo clásico de aquella época, pero no quieran renunciar a las tecnologías de una moto moderna, Triumph les tienta con la Bonneville Bobber. Se trata de una versión minimalista de la Bonneville T120 a la que se ha despojado de todo lo que no es imprescindible. El resultado es una custom de fábrica para único disfrute del piloto, que esconde frenos ABS, control de tracción con modo carretera o lluvia, inyección electrónica, catalizadores, ordenador de a bordo o faro delantero LED.

Bobber_TriumphEl motorista se acomoda en un asiento muy elemental, con múltiples posibilidades de ajuste: hacia detrás o hacia delante, más alto o más bajo, como poco a 69 cm sobre el suelo. Según Triumph es la moto más regulable de su categoría, pues permite ajustar asiento, manillar e instrumentación a cualquier fisionomía. Únicamente se vende como monoplaza, y dispone de una gama de 150 accesorios para que quede totalmente a gusto de su nuevo dueño.

Faro_BonnevilleSu corazón mecánico es un bicilíndrico en paralelo de 1.200 cc, refrigerado por agua, con una potencia de 77 CV y 106 Nm de par máximo. Está basado en el conocido 1200HT, pero con un poco más de carácter a bajo y medio régimen a cambio de sacrificarlo a altas revoluciones. Mantenerla será soportable con un consumo de 4,1 l/100 km de gasolina -poco más de 200 km de autonomía- e intervalos de mantenimiento cada 16.000 kilómetros. No presume de prestaciones, pero sí de disfrute en la conducción, sin que haga falta ser un motorista experto. Las ayudas electrónicas facilitan mucho las cosas, aunque hablamos de una moto para carné de moto A.

Esta joya está repleta de detalles Premium que combinan el hacer de los empleados de Triumph a mano y los sofisticados acabados mecanizados de algunas piezas. Visualmente se ha intentado lograr el aspecto más retro posible, por ejemplo, la inyección está camuflada bajo lo que parecen carburadores. Otros guiños al diseño clásico son la caja de la batería de acero inoxidable, fuelles de goma en la horquilla delantera, buje trasero que imita freno de tambor o el guardabarros trasero envolvente, entre otros.

Lateral_Bobber_Triumph

También te puede interesar

0 comentarios

Google+