Royal Enfield presenta la nueva Himalayan y su gama Euro 4

Royal Enfield Himalayan

Todas las motos de la marca británica ya cumplen con la nueva normativa, con sistema de escape revisado y los frenos anti-bloqueo. En el EICMA de Milán se han mostrado las versiones actualizadas de las conocidas Classic 500cc, Classic Chrome, Bullet 500cc y Continental GT, así como una colección de ropa y accesorios. Pero sin duda la novedad con mayúsculas es la Himalayan, una moto pensada fundamentalmente en la conducción fuera del asfalto que ya había sido presentada en la India.

Tiene lo necesario para superar obstáculos complicados, tales como los neumáticos mixtos de amplio perfil, suspensión de largo recorrido y una altura libre al suelo de 220 milímetros. Eso le permite vadear pequeños ríos o encontrarse alguna piedra en el camino sin complicar el viaje. La postura de conducción es erguida, con el asiento colocado a 800 mm del suelo, lo más cómodo para transitar fuera de carretera. El fabricante ha utilizado su amplia experiencia en el clima de alta montaña, el nombre lo dice todo. De hecho, se fabrica en la India.


Royal Enfield Himalayan blanca
El nuevo motor LS 410 de carrera larga y árbol de levas en culata tiene una entrega de par generosa a bajas revoluciones, lo que permite utilizar más tiempo marchas largas. No necesitará un cambio de aceite hasta los 10.000 kilómetros. Tampoco tendrá que parar a repostar muy a menudo, pues con el depósito de 15 litros puede recorrer unos 450 kilómetros del tirón. En el eje delantero cuenta con un disco de freno de 300 mm, y el trasero uno de 240 mm, ambos con sistema anti-bloqueo (ABS).

La Royal Enfield Himalayan se ofrece en dos colores, Granito y Nieve. Su diseño es funcional, sin agresividad ni aderezos, pensado en mantener el peso controlado y el centro de gravedad bajo de cara a aumentar su manejabilidad.

Royal Enfield Himalayan tacometroEl chasis de doble cuña cuenta con una suspensión trasera mono-brazo que reduce el efecto de las imperfecciones del camino en el cuerpo del piloto.
También resulta ser ágil en el tráfico denso y, si hay que detenerse, resulta sencillo apoyar los pies en el suelo. Cuenta con anclajes para equipaje blando, maletas duras y latas de bebida. Este modelo está pensado para un público más aventurero, no necesariamente experto, que quiera explorar caminos de tierra sin renunciar a una capacidad utilitaria para los recorridos urbanos habituales.

También te puede interesar

0 comentarios

Google+