Kawasaki Versys-X 300, una trail lista para el asfalto y fuera de él


Kawasaki Versys-X 300

La gama Versys crece con la llega de un nuevo modelo de acceso, la Versys X-300, con un motor bicilíndrico de 296 centímetros cúbicos que cumple Euro 4. El propulsor tiene doble válvula de admisión, refrigeración líquida e inyección electrónica, está optimizado para bajas y medias revoluciones. Aparentemente es una moto más grande, pero estamos hablando de una mezcla entre trail y touring, con un motor de cilindrada modesta. Según Kawasaki, es una moto única en su categoría. No está diseñada para hacer todoterreno, pero puede circular con garantías sobre vías sin asfaltar. El concepto se acerca más a una moto touring, como las Versys de motorizaciones superiores.

Rueda Kawasaki Versys-X 300
¿Qué podemos esperar de la Versys-X 300? Pensada fundamentalmente para carretera, cuenta con neumáticos de 19 pulgadas delante y 17 pulgadas detrás, con una suspensión optimizada para un andar cómodo y un embrague antirebote para evitar sustos con poca adherencia. En el eje delantero cuenta con una horquilla telescópica de 41 mm, en el trasero tiene un amortiguador Uni-Trak con bieletas y dispone de ajustes en pre-carga.

Kawasaki afirma que es una moto maniobrable y con un buen balance entre potencia y peso. Permite colocar con facilidad los pies en el suelo, gracias al diseño compacto del chasis. Cuando el jinete se meta en un atasco y apriete el calor, podrá aliviarse un poco con un ventilador que escupe el aire caliente hacia el suelo.

Se ofrece en dos tonalidades, mezcla de Candy Lime Green y Metallic Graphite Gray, o Candy Lime Green y Metallic Graphite Gray. Además, distinguimos dos versiones. Una es la Versys-X 300, que lleva protector de depósito, protección para los puños, caballete central y maleta de 30 litros. La otra opción es la Versys-X 300 Adventure, con protección inferior y 17 litros de capacidad de equipaje.

Tacometro Kawasaki Versys-X 300Con el tanque de 17 litros es posible realizar hasta 400 kilómetros. Esta moto tiene una postura de conducción erguida, con un generoso paravientos, manillar ancho y un chasis resistente de acero para alojar a dos personas. Los más nómadas pueden echar un vistazo a los accesorios para viaje, un asiento más elevado (ERGO-FIT), etc. La posición de conducción natural es baja, y el pasajero dispondrá de un asiento ancho, comparable al de la Versys 650. Por su parte, el tablero de instrumentos combina un gran tacómetro analógico con diversos indicadores digitales, como consumo, autonomía o conducción eficiente. Si se atiende a estas indicaciones, montar la Versys-X será un poco más económico.

Faltan aún por conocer varios detalles técnicos por parte del fabricante, así como los precios para España.

También te puede interesar

0 comentarios

Google+