¿Cómo serán las motocicletas del futuro?

BMW highR

A día de hoy el universo de la moto está experimentando la transición de la normativa Euro 3 (2006) a Euro 4, que cambiará algunas cosas en cuanto a motores. Las exigencias relativas a escapes más limpios dejarán fuera de juego a los motores de dos tiempos o a los que aún utilizan carburación. No solo eso, los sistemas de seguridad obligatorios, como el ABS o el repartidor de frenada, harán la marcha sobre dos ruedas más segura.

Estamos hablando de cambios a -relativamente- corto plazo, ¿pero qué pasará varios años después? BMW ofreció la respuesta recientemente con su Motorrad VISION NEXT 100, la visión de cómo será una motocicleta más allá de 2030. Por entonces los turismos dispondrán de grandes ayudas a la conducción y parte del tráfico rodado será autónomo. BMW apuesta fuerte, su moto futurista ni siquiera precisa que se utilice ni ropa con protecciones ni casco. No, no es como la C1 con arcos de seguridad, es todo lo contrario: todo al aire, una suerte de naked y roadster.

BMW motorrad visionEl diseño puede sonarle familiar a los expertos en motos clásicas, ya que está fuertemente inspirada en la R32 de 1923. Los elementos de diseño comunes son el bastidor triangular, las líneas blancas o el motor colocado en posición boxer. Es más, la moto tendrá la capacidad de circular sin contaminar.

No hemos hablado de lo más sorprendente de la moto, y es el copiloto electrónico. Se trata de una especie de ángel de la guarda que vela por la seguridad en todo momento. El fabricante cree que incluso los principiantes podrán usar la moto sin casco ni protección, y los expertos disfrutarán más de la conducción. La VISION NEXT 100 puede equilibrarse solita, aunque esté parada. Será todo lo parecido a una motocicleta completamente autónoma, pero no, será para conducirla, aunque perdonará muchísimos errores.

Si buscamos los retrovisores no vamos a encontrarlos, porque no los tiene. El conductor llevará puestas unas gafas que, además de proporcionar una mínima protección contra el viento, le presentarán información en una pantalla transparente, incluyendo lo que sucede a sus espaldas. BMW promete una experiencia de conducción pura, la unión entre el jinete y la máquina, de la misma forma que se montan los caballos.

BMW highR asiento

¿Futuro o fantasía? Aún falta tiempo para que se pueda llevar una moto con una probabilidad de accidente casi nula, y se pueda disfrutar de la conducción sin lo superfluo. Ah, y por el confort no hay que preocuparse, el traje, diseñado por BMW, está climatizado y proporciona tanto frío como calor, según haga falta. ¿Y qué hay de la amortiguación? De eso se encargan las ruedas, que, como el resto de la moto, también son revolucionarias. Esto sí que es visión de futuro.

También te puede interesar

0 comentarios

Google+